miércoles, 18 de noviembre de 2009

Muñecos.

Acomodados en algun rincón de la estanteriade la vieja jugueteria. bañados de polvo, otros de brillantinas.algunos felices, otros solitarios, otros pensativos, otros enamorados.
Reflejan en sus ojitos pintados la insignificante vida de la jugueteria.Esperando
ser llevados por algún extraño,para vivir aventuras en autos rosas y en Mansiones De barbies ,otros temen a ser separados de sus amigos plásticos, algunos tienen suerte, otros no.
A algunos les quitan la ropa, y desnudos de por vida quedán, revolcados en los baúles , aplastados.
A otros les amputan piernas, brazos, hasta pueden llegar a perder la cabeza. Existe la sección
de peluqueria, y miles de peinados locos les creán. Los tatuajes con fibrones son clásicos
en bebotes ordinarios. a ellas las vuelven a maquillar y elijen unos lindos esmaltes de uñas.
Algunos desean que los envuelvan en papel de regalo floreado con moños coloridos, y otros deciden mori en su caja, tristes y solitarios...

1 comentario:

  1. La mayoría sirve para hacer felices a los niños, ¿no?
    Saludos, Sofía.

    ResponderEliminar